¿Por qué dejé la universidad?

Hace algunos meses tomé una decisión que seguramente no muchos comprendieron. Estuve dos años y medio estudiando ciencias de la comunicación, una carrera que, al principio, me fascinó; pero que con el tiempo, comprendí, no era lo mío. Esto por cosas con las que no estaba de acuerdo, otras que no entendía y otras que simplemente me sacaban de onda.

Sí, al principio me apasioné, pero al final terminé frustrada, decepcionada y sin ganas de seguir. ¿Qué quería hacer con mi vida? definitivamente no quería seguir gastándomela en una carrera que ya no soportaba. Entendí que el éxito no viene porque estás en la universidad, porque tenes un trabajo y un currículum que asuste a los demás. El éxito es ser siempre fiel a ti mismo, teniendo la seguridad de que estás haciendo algo que todos los días te hace despertar con ganas de continuar porque te hace muy, muy, muy feliz.

Desde que soy una niña escribir ha sido una de las cosas más importantes que he conservado, pero siempre me decían que no era algo a lo que podía dedicar mi vida, que era solo un “hobby”, un pasatiempo que a nadie interesa. Yo les creí, además era una niña muy tímida y miedosa, las decisiones que tomaba estaban siempre aseguradas por “es el único camino, el que todos debemos seguir, ñañaña”, y nunca pensé en explotar lo que hacía. Más tarde comprendí que me decían esas cosas por dos razones principales: me querían proteger de cualquier dificultad que trajera el querer intentar vivir del arte y porque no lo entendían.

Como dijo Alan Moore en una entrevista, la literatura es una tradición gloriosa y noble. Cuando lees literatura pura y bien trabajada, no solo lees una historia entretenida; lees conocimiento, sabiduría, experiencias. Lees todo lo que un escritor ha querido decirte por años y que se ha esforzado por hacerlo de la mejor forma posible. Siguiendo el “camino seguro” no podía concentrarme en eso, en construir algo valioso y honesto. Dejé a la literatura de un lado y todo dejó de valer la pena y se convirtió en un juego que tenía que ganar porque sí, porque ni modo, porque “título”.

Cuando decidí mandarlo todo al carajo y dedicarme a escribir, sabía que medio mundo se pondría en contra, pero también supe que era la mejor decisión. Hasta ahora he aprendido muchísimas cosas que nunca hubiera aprendido en la universidad, pero lo más importante que es que he permanecido feliz y segura de mi decisión. Si no lo logro, al menos estaré contenta de hacer algo que nunca ha dejado de apasionarme y de haber decidido algo importante por mí.

Así que ya no me pregunten si regresaré a la universidad o me cambiaré de carrera o qué, porque por el momento no lo pienso hacer y no es lo que importa. Por el momento, que cada quien siga sus sueños y que nadie se traicione a sí mismo.

¡Hasta luego!
DSC04960

Anuncios

3 comentarios sobre “¿Por qué dejé la universidad?

  1. “El éxito es ser siempre fiel a ti mismo” así lo creo, lo que tienes que demostrar es sólo a ti mismo. Yo estudié periodismo, y lo mejor que hice en mi vida, la mejor carrera, fue cuidar a mis padres ancianos… Nadie mejor que tú misma sabe lo que quiere. Gracias por seguirme. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s