Jauría de espigas-Poesía de un bosque

Hay un terror que en jaurías atrapa,

ignora a tus delirios,

que de colmillos te esconde sorpresas.

En las calles se come a los letargos,

y a las ruedas las silencia con una venganza.

 

En tres filos el terror condena,

y a un olvido te espera encaminar.

A la calma la hace ausente,

y a la grana nunca la sostiene.

 

Corre la sal en su carne,

y así a las venas palidece.

Sus pupilas son sus piedras,

sus pequeñas, redondas cautelas.

 

Comienza por la abertura,

arrancándote las culpas,

juega por mentiras,

de guerras y termitas.

 

Terminas comiendo polvo.

 

A tu herida la duplica,

y así frustra tus encomiendas,

de incoherencias adiestradas,

y largas medias de liturgia.

 

Creces honrando al humo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s