Gracias Chicharrita

A mi tía, quien perdió a una madre, pero ganó hace poco a una nueva vida.

 

Fue hace más de veinticuatro años que tus manos dejaron de guiarme, pero tu recuerdo permaneció levantándome cada vez que llorando por ti me veías. Es la sensación de esperanza que dejó tu pérdida tan lastimosa la que me ayudó a entender que yo debía seguir adelante sin nunca pensar en dejarte atrás.

Por muchos años mi vida llovió y se destruyó debajo de todas las gotas que inundaban a mi pecho; pero sé que esos pedacitos de mi esencia crecieron hacia el cielo para extenderse a través de las nubes y dejar un espacio para que se sembrara una raíz de color grisáceo y brillos ocres.

Lo sé porque yo vi cómo de esas nubes brotó, no tu risa, sino la respuesta de tu sonrisa en algo tan diminuto como la nueva vida de un niño que aun espero que abra sus ojos. En él encuentro que, en efecto, tú me diste todo; y sobre él lloro más lágrimas, pero de agradecimiento, porque me has heredado tan perfecta fortuna.

Anuncios

Un comentario sobre “Gracias Chicharrita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s