Poema: El atardecer de los caballos

Pastan cansados en la orilla

del camino a la montaña

los animales de un guía

que los lleva a la quietud.

 

Saben que ya atardece,

la luz lo dice todo;

está radiante de un oro

que muta su color.

 

Ya quieren dormir las vacas,

no comerán más los avestruces;

ya canta el sueño en sus pestañas,

y listos están para volver a casa.

 

Así atardecen los caballos,

que despacio de la cima vienen,

porque de sus lomos anchos

brotará un color que todos quieren:

 

un color que recarga su fuerza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s