Poema: La princesa ingenua

 

A veces el viento gira y trae un problema

que arrastra con hojas, polvo y miedo en los ojos.

Porque una princesa no sabe a lo que se enfrenta,

cuando no escucha a su madre aconsejar a su pena.

 

El viento se estrella en los muros de un reino lejano,

porque las mentiras sonríen fingiendo un encanto

de esos que distraen de todo lo que está pasando

y a la valentía la agotan los labios helados.

 

Si fuéramos más firmes en lo que pensamos

no cerraríamos la boca intentando calmarnos.

Tal vez si confiáramos más en las manos

cálidas de una madre que quiere enseñarnos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s