Interpretando mis sueños: Tierra de ricos

Veía a través de la ventana de mi habitación que había un terreno amplio inundado por incontables porciones triangulares de sandía. Estaban dejados ahí, simplemente porque sí, y los peatones caminaban indiferentes, como si toda esa sandía no sirviera a nadie de alimento. Podían tomar un poco, pero ni se molestaban. 

Su indiferencia me hizo pensar: “entonces sí es tierra de ricos habitada por pobres.”

Este tema es común en las conversaciones que tengo con mis compañeros de medicina natural. Muchos comentan cómo en el interior del país pueden ver que grandes cantidades de fruta son abandonadas para podrirse en la tierra, y yo puedo notar cómo hasta en la ciudad hay gran variedad de plantas medicinales que son pasadas por alto debido a la ignorancia. Pero cuando llega una sucursal de un restaurante de comida rápida a un pueblo o hay ofertas de comida chatarra en los súper mercados, las personas piensan que “al fin comerán bien.” Y no ven la gran bendición que los rodea. 

Sé que en gran parte de latinoamérica se repite esta idea de la pobreza que no permite a la mayoría ver que vivimos en una tierra de abundancia, diversidad y riqueza. Sé que son pocos los que se ocupan de saber qué es lo que está sembrado en sus jardínes y para qué les puede servir. 

¿Por qué vivimos con la idea de que mientras más alejados de la naturaleza más ricos somos?  Un simple árbol es todo el oro que tanto anhelamos, pero nadie nos ha educado para apreciarlo de esa manera.

El hecho de haber visto las sandías desde mi habitación me hace pensar que el mensaje no solo es exterior, también es un problema que existe entre las familias. Vivimos preocupados por deudas, por sentir que no nos alcanza para llegar a fin de mes, por limitarnos pensando que no podremos pagar la mensualidad de un curso o alguna actividad extracurricular. Pero no nos damos cuenta de que no nos estamos permitiendo tomar nuestro derecho a vivir en abundancia. 

¿Alguna vez has pensando de dónde obtendrán los pájaros su alimento, su casa y todo lo que necesitan? Eso simplemente les es dado por su derecho como seres vivos. ¿Por qué para nosotros no sería lo mismo o incluso mejor?

Como dice Mateo en el versículo 10:31:

“Así que, no temáis, más valéis vosotros que muchos pajarillos.”

Tomémos los problemas con más calma y dejemos que la riqueza que nos rodea como latinoamericanos se involucre en nuestras vidas. Somos ricos por nacer aquí, no pobres por nuestra historia. 

Anuncios

2 comentarios sobre “Interpretando mis sueños: Tierra de ricos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s